Rebajas y no Estafas

Quizás el título suene un poco exagerado, pero en la época que acabamos de iniciar, correspondiente a las rebajas de enero, es necesario andar con ojo a la hora de ir de compras, dado que en estas fechas, y quizás más ahora debido a la crisis, la picaresca de algunos comerciantes puede suponer que, en lugar de hacer la compra del siglo, nos den gato por liebre.

Por ello, es necesario conocer los derechos que uno tiene ante las compras realizadas en época de rebajadas, dado que aunque los precios se reducen, los derechos que nos asisten a cada uno de nosotros tienen que mantenerse.
En primer lugar, uno debe saber qué productos son los que pueden venderse en las rebajas. En ese sentido, cabe señalar que, los productos verdaderamente rebajados son aquellos que, un mes antes de iniciarse las rebajas, ya se encontraban a la venta en el establecimiento en cuestión y, por supuesto, a un precio superior al que muestran una vez rebajados. Por lo que, es importante diferenciar las verdaderas rebajas, consistentes en productos actuales verdaderamente rebajados, de los productos de temporadas anteriores cuya venta pretenden llevar a cabo algunos comerciantes aprovechando las temporadas de rebajas.

Por otro lado, respecto al precio rebajado, obviamente el titular del comercio es quien decide el porcentaje de rebaja que aplica a sus productos. Pero, debo señalar que, dicho porcentaje debe quedar claro a los compradores. Por dicho motivo, es necesario que los productos rebajados muestren el precio inicial de venta junto al precio del producto una vez rebajado, para que de esta forma el comprador sea consciente del dinero que realmente se está ahorrando con la citada compra.

Asimismo, es importante que se informe al comprador de las condiciones de la compra, sobretodo en cuanto a las devoluciones, dado que muchos comercios no las admiten en dichos periodos, lo cual sí se puede hacer, pero siempre y cuando se informe al comprador de que no podrá retornar la prenda al haber sido adquirida en época de rebajas. Lógicamente, aunque se indique que no se admiten devoluciones, sí deberán admitirse obligatoriamente cuando éstas sean debidas a un defecto en el producto vendido, supuesto en el cual deberá retornarse el dinero de la compra o cambiarse el producto por otro de idénticas características, para lo que, obviamente, es necesario presentar el ticket de compra del producto en cuestión.

Finalmente, y en el supuesto que uno considere que se ha vulnerado alguno de sus derechos en las compras efectuadas en las rebajas, siempre podrá solicitar una hoja de reclamaciones, indicando en la misma los hechos que no haya considerado adecuados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad